No es lo mismo un contrato de prestación de servicios que un contrato de obra. Los contratos de servicios son unos acuerdos en los que se contrata un servicio sin esperar la finalización de la obra, ya se consiga o no el objetivo final, se paga igual se termine o no. Se trata por ejemplo de los servicios prestados por un psicólogo, un médico, en los que no importa si se cura o no, hay que pagar igualmente por los servicios prestados. Mientras que en el contrato por obra, se paga una vez la obra esté finalizada, independientemente del esfuerzo cometido por los trabajadores.

Por todo ello, lo conveniente en los contratos de servicio es pedir un presupuesto en el que figure con todo lujo de detalles los precios, del material, mano de obra e impuestos, que aparezca firmado y con la fecha correctamente. De esta manera nos evitamos sorpresas desagradables de ultima hora en la que se nos informa de gastos extras que no teníamos previsto. Al aceptarse por ambas partes, se convierte en un contrato en el que se puede exigir que se cumpla lo acordado.

Un problema muy frecuente en los contratos de prestación de servicios son los retrasos. Por ejemplo un técnico de ordenadores que no consigue arreglar el problema y se retrasa del día pactado, luego te das cuenta de que ni siquiera lo ha tocado. En este caso se puede amenazar con romper el contrato y no pagar.

Si la persona contratada si ha empezado a meter mano a la reparación, le conviene mirar si en el contrato se fijó una fecha limite para amenazar con romper dicho contrato.

Otro problema es cuando no estamos conformes con el resultado del servicio solicitado. Nos han reparado el ordenador pero ahora va mas lento. ¿Qué hacemos?. La ley en estos casos no ofrece ningún tipo de garantía para los contratos de servicios, al contrario que para los contratos de compraventa. Pero siempre se respeta que exista buena fe, y que el prestador de servicios ponga a su alcance todos los medios disponibles para conseguir el objetivo final, lo mejor que pueda, garantizando limpieza, etc…

FORMATO DE CONTRATO DE REPARACIÓN DE UN ELECTRODOMESTICO

 

Alfonso López Garrido

Calle Sesamo 23, 2ºA

28080 Madrid

 

Reparaciones Angulo

Calle Recesvino 45

 

En Madrid a 12 de enero de 2013

 

Asunto: Reparación de secador de pelo

 

El día 23 de diciembre (Fecha en que se dejó el secador para reparar) un secador de la marca Philips K200, me indicaron la necesidad de cambiar una pieza cilíndrica del eje y me indicaron la necesidad de pedir dicha pieza al fabricante alemán, en cuyo caso el precio de reparación seria bastante caro. Por ello autorizo a Reparaciones angulo a usar piezas de repuesto de otros secadores que pudieran estar defectuosos. Considero que se mantiene la garantía legal que corresponde a estas reparaciones y que el secador será entregado antes de 1 mes de la fecha arriba escrita.

 

(firma)

Alfonso López